Señales de la Enfermedad de las Encías


La placa es la principal causa de la enfermedad de las encías, pero la diabetes también puede ser culpable porque puede debilitar la habilidad de tu boca para combatir gérmenes. Los niveles altos de azúcar en la sangre pueden empeorar la salud de las encías, y al mismo tiempo, la enfermedad de las encías puede hacer a la diabetes más difícil de controlar.

Con frecuencia la enfermedad de las encías no presenta dolor. Puede que no sepas que la tienes hasta que presentes algún daño serio. Las visitas regulares al dentista son tu mejor defensa.

Aunque la enfermedad de las encías puede no presentar dolor, hay señales de alerta para estar atentos.

 
  • Encías que sangran cuando te cepillas o usas hilo dental. Este sangrado no es normal. Aún si no te duelen las encías, haz que te las revisen
  • Encías enrojecidas, hinchadas o sensibles
  • Encías que se han separado de los dientes. Puede verse parte de la raíz de diente, o tus dientes lucen más alargados
  • Pus entre los dientes y encías (cuando presionas las encías)
  • Mal aliento
  • Dientes permanentes flojos o que se separan uno del otro
  • Cambios en la manera que tus dientes encajan cuando muerdes
  • Cambios en el ajuste de dentaduras parciales o puentes

Si presentas alguna de las situaciones anteriores, visita al dentista.

Recuerda: Una de las mejores maneras de combatir la placa y tomar control de tu salud es con la protección completa de Colgate Total®.